SharePoint-Web-Parts
Desarrollando Web Parts con SharePoint Framework
4 julio, 2019

En este artículo voy a compartir con vosotros una de mis grandes pasiones: el pilotaje de drones. Os daré algunos consejos sobre el uso adecuado que debéis hacer de vuestro dron (también a nivel legislativo) para que podáis disfrutar sin percances de la maravillosa experiencia que supone pilotar uno.
 

¿Qué es un dron y bajo qué normativa se rige su uso?

Un dron es una aeronave pilotada por control remoto (Remotely Piloted Aircraft Systems – RPAS) para uso militar o civil.

Cuando el uso de estas aeronaves tiene exclusivamente un fin deportivo o de recreo, las mismas son consideradas aeromodelos ante la ley y se rigen bajo una normativa específica.

La normativa actual de drones (Real Decreto 1036/2017) solamente obliga a sacarse la licencia de piloto a las personas que vayan a desempeñar una actividad profesional con drones, teniendo que acreditar en cualquier caso unos conocimientos teóricos y prácticos, además de un certificado médico de clase LAPL (para drones de < 25KG) o de Clase II (para drones >25KG).

En el caso que nos ocupa, dado que no hago un uso profesional de mi dron, os introduciré al pilotaje de drones desde un punto de vista recreativo.
 

¿Qué dron comprar?

Antes de lanzarse a la compra de un dron, hay que saber de antemano qué uso se le va a dar (en interiores o exteriores). Habría que tener en cuenta lo siguiente, entre otras cosas:

  • Básicamente, para un uso en interiores los modelos son más pequeños y baratos.
  • Para un uso en exteriores, tendremos que valorar las especificaciones del dron y decidir para qué lo queremos usar. No es lo mismo utilizarlo para un uso exclusivamente recreativo que para tareas profesionales.

Yo recomiendo probar a pilotar primero un modelo económico y, si os gusta la experiencia, dar el salto luego a uno mejor.

Mirando las especificaciones del dron, otro punto a valorar sería la autonomía y alcance. En mi opinión, el punto débil de todo dron es su autonomía (de media puede estar entre los 10-15 minutos). En este punto, en función de la autonomía de cada uno, veréis cómo se disparan los precios de unos a otros. Junto con la autonomía y el alcance, en los sistemas de control, ya sea radio control (mayor alcance) o WIFI (menor alcance) es donde se ven las mayores diferencias entre modelos de uso recreativo y modelos profesionales.

Si os decidís por un modelo profesional, la calidad tanto de la cámara como del gimbal (estabilizador robótico de la cámara) serán los factor más determinantes a la hora de decantaros por uno o por otro.

Tenéis en internet muchas comparativas de drones de interior y de exterior. Antes de invertir en uno de ellos, os aconsejo que reviséis dichas comparativas para tratar de tomar la mejor decisión.

A modo de referencia, los modelos por los que yo me decanté son los siguientes:

dron-000-01

DJI Tello

dron-000-02

DJI Mavic Air

 

¿Dónde puedo volar mi dron?

Obviando el uso del dron en interiores y asumiendo que lo vas a usar exclusivamente para tu ocio en exteriores, habría que seguir unas indicaciones cumpliendo con la legislación:

  • Volar a una distancia mínima de 8 kms de cualquier aeropuerto
  • Volar fuera del espacio aéreo controlado
  • Volar dentro del alcance visual del piloto, es decir, no más de 500 metros de distancia y sin superar los 120 metros de altura durante el vuelo (aunque nuestro modelo permita un vuelo de más altura)
  • Volar de día y con buenas condiciones meteorológicas. Aquí hay que destacar que si la aeronave pesa menos de 2 kilogramos, están permitidos los vuelos nocturnos siempre que no se superen los 50 metros de altura.
  • No se puede volar el dron sobre aglomeraciones de gentes, incluyendo parques, playas y otros lugares al aire libre para drones de más de 250 gramos. Aunque no es obligatorio para los drones de uso recreativo, sí que es muy recomendable contar con un seguro de responsabilidad civil.
  • Si queremos hacer uso de la capacidad de nuestro dron para grabar vídeos o realizar fotografías, hay que hacerlo siempre respetando la Ley de Protección de Datos.

 

Comprobaciones previas antes de volar el dron

A muchos nos gusta abrir un juguete y jugar con él directamente sin revisar el manual de instrucciones, pero en este caso es recomendable que nos tomemos nuestros tiempo leyéndolo antes de encender y volar el dron para poder entender bien su funcionamiento. Revisad sobre todo el montaje de las hélices, el buen uso de las baterías y el funcionamiento de los mandos de control.  Comprobad que todos los elementos estén en buen estado y descritos en el manual.

Es importante seguir una lista de comprobaciones previas. Aunque en el futuro tengamos mayor soltura y destreza en el manejo del dron, siempre podemos olvidarnos de alguna comprobación importante que pueda provocar un accidente con el dron.

Os dejo una lista de las comprobaciones a realizar por si os sirve de ayuda:

  • Revisad el tiempo atmosférico (si llueve o hay mucho viento, no deberíais volar el dron).
  • Revisad cualquier restricción de vuelo en el área donde vayáis a volar el dron. Ayudaos de aplicaciones oficiales que muestren las restricciones aéreas.
  • Revisad el estado de las baterías (tanto del mando como del dron). Aseguraos de que salís de casa con las baterías 100% cargadas.
  • Comprobad la estructura del dron y sus conexiones. Comprobad las hélices, la tornillería del aparato y el estado de la cámara y el gimbal de la misma.
  • Antes de encender el dron, retirad la protección del gimbal. Si lo encendéis con el protector puesto, podéis estropear el rotador del motor de la cámara.
  • Comprobad el terreno de despegue y aterrizaje. Hay superficies que pueden dañar el dron al ponerlo en funcionamiento, como el el agua y la arena, entre otras. Colocad el dron en una superficie lisa. Dependiendo del dron, éste puede tener configurado la opción “back to home” con la que aterrizaría sólo en el lugar de despegue.
  • Conectad el teléfono, la tablet y/o el sistema FPV (First Person View).
  • Conectad el dron y verificad que la conexiones y la sincronización con el sistema de radio control o wifi son correctas.
  • Comprobad la fijación de las hélices y de la batería.
  • Calibrad el compás o brújula, la IMU (Unidad de medición inercial) y el gimbal. Es muy importante realizar esto para garantizar la estabilidad y precisión de las imágenes y vídeos que realicemos durante el vuelo.
  • Revisad el plan de vuelo: vuelos previstos, rutas, escenas a grabar, movimientos de cámara, etc.
  • Comprobad los ajustes de la cámara. Hay modos automáticos y manuales que puede ser bueno configurar dependiendo del tiempo (usad el correcto para no encontraros después con malos resultados en las imágenes y vídeos generados).
  • Realizad siempre un vuelo estacionario tras el despegue. Verificad que no haya nada o nadie cerca del punto de despegue. Despegad el dron (en modo automático si lo tiene) elevándolo entre uno y dos metros y comprobando que no haya obstáculos alrededor. Dejad un minuto el dron en vuelo estacionario para comprobar que responde correctamente (es mejor que se caiga a esta altura que durante el vuelo a cientos de metros de altura).

 

Volando el dron por primera vez

Una vez revisada la lista anterior punto por punto y comprobado que todo está correcto, ya estaremos preparados para volar el dron. Poco a poco os iréis acostumbrando a los controles y al sistema FPV que tengáis.

No os olvidéis de revisar los lugares en donde están permitidos los vuelos de aeronaves de recreo, y elegid una zona amplia, sin obstáculos en tierra ni en las alturas. Tendremos que cerciorarnos también de que no haya nadie cerca. Escoged un día con buena visibilidad y, sobre todo, sin viento.

 dron-00-01  dron-00-02

Ahora sí…¡a volar! Probad primero a realizar desplazamientos verticales y horizontales suaves, y después los sistemas de grabación manteniendo en todo momento el control del dron. Por último, y muy importante, probad el aterrizaje.
 

Consejos y recomendaciones

Si no sois profesionales, el principal consejo que os puedo dar es que no perdáis nunca de vista el dron para no perderlo ni causar un accidente.

En internet hay mucha gente compartiendo a diario en foros, blogs y portales de vídeo sus experiencias de vuelo con diferentes drones. Personalmente, el visualizar este tipo de contenidos me ha ayudado mucho en mi autoaprendizaje, por lo que recomiendo que lo hagáis vosotros también.

Os dejo algunas recomendaciones y consejos que pueden ayudaros a tener una mejor experiencia de vuelo, insistiendo en las primeras ya mencionadas:

  • Aseguraos de que tenéis cargado lo siguiente: Baterías, móviles, tabletas, mandos y sistemas FPV.
  • Revisad el tiempo (recordad que no podéis volar el dron en días de lluvia o con mucho viento)
  • Revisad prohibiciones de vuelo. Hay varias webs y aplicaciones móviles muy útiles para este fin. Os dejo a continuación algunas: https://drones.enaire.es/ (web) y https://www.airmap.com/airmap-for-drones/ (app).
  • Usad el botón “back to home”. Si vuestro dron tiene esta funcionalidad, tomaos vuestro tiempo y configurad esta característica en función del lugar donde vayáis a volar. Esta característica ayuda al piloto a que el dron vuelva y aterrice automáticamente, teniendo configurado por defecto una altura de vuelta. Si vuestro dron no tiene sensor de obstáculos, se puede llegar a chocar (en caso de que os encontréis en una zona arbolada por ejemplo, sería recomendable configurar la altura máxima de vuelta a casa, por encima de la altura de los árboles).
  • Configurad la alerta de baja batería, por encima del 25-30%, si es que vuestro dron tiene esta funcionalidad.
  • Es recomendable tener al menos dos baterías, ya que el tiempo de vuelo es tan limitado que merece la pena tener una segunda batería para disfrutar más tiempo del dron. Si no vais a volar en un periodo largo de tiempo, no carguéis las baterías al 100%, dejadlas entre un 50-75% de carga y guardadlas en un lugar fresco.
  • Si vuestro dron tiene sistema de grabación, es recomendable usar una tarjeta SD. Si la cámara tiene una resolución buena, seguramente necesitéis una tarjeta SD más rápida para que no empeore la calidad de capturación.
  • No está de más llevar un juego de hélices de repuesto para poder seguir volando luego en caso de que se nos rompa alguna hélice en el aterrizaje.
  • Podéis utilizar colchonetas plegables para el despegue y aterrizaje. Son útiles y ayudan a que el dron no se ensucie o se dañe dependiendo del tipo de superficie en el que estemos.

 

Algunas capturas realizadas durante mis últimos vuelos

Tras todo lo comentado anteriormente, ahora os dejo algunas capturas realizadas durante mis últimos vuelos:
 

dron-03Figura 1: Fazienda Santa Bárbara, SP, Brasil

 

dron-02Figura 2: Dhigufaru, Maldivas

 

dron-01Figura 3: Vega de Villafufre, Cantabria, España

 
 
 
 
Podéis comentarnos lo que sea en info@kabel.es.

También podéis seguirnos en Twitter, LinkedIn y Facebook.
 
 


 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

 

Compártelo: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER