Blog >

internet de las cosas e industria 4.0

Así empuja el Internet de las Cosas a la Industria 4.0


La industria es un sector atento a las nuevas tecnologías, por lo que no es de extrañar que la Transformación Digital haya llegado a las fábricas. Sin embargo, en la prisa por lo digital y por adoptar el Internet Industrial de las Cosas (IIoT), las empresas tienden a centrarse más en cuántas nuevas herramientas digitales incorporar, en lugar de qué herramientas son las más adecuadas para los objetivos empresariales. Para las empresas que buscan realizar una transformación digital con el IIoT, es importante tener un camino calibrado hacia la consecución de las iniciativas empresariales. Esta calibración permite a los responsables de la toma de decisiones establecer las expectativas correctas sobre el retorno de la inversión, la aceptación de la organización y los plazos. La hoja de ruta para el viaje de transformación digital comienza con la creación de una huella digital para mejorar la visibilidad y las integraciones. El análisis de esta huella digital en busca de eficiencias ayuda a obtener mejoras significativas en los indicadores clave (KPI). Esto, además, permite una comprensión más profunda de lo que se puede cambiar para mejorar la eficacia, lo que sentará las bases para lanzar iniciativas que cambien las reglas del juego y tengan un impacto en toda la industria.

La creación de una huella digital es la primera de las cuatro dimensiones de la transformación digital; las otras son la eficiencia, la eficacia y la transformación. El alcance del impacto es proporcional a la escala y profundidad del despliegue. Por lo tanto, es tan posible transformar una sola planta centrándose en la eficiencia de cada proceso, como abordar la eficacia de un único proceso en varias plantas. Os cuento un poco más sobre las cuatro dimensiones que comenté antes:

Creación de la huella digital. Tu huella digital representa tu comportamiento digital: uso del email, búsquedas en webs… La integración de la IIoT proporciona un buen retrato de quién eres y qué haces. También genera una gran cantidad de datos, lo que hace necesario crear un lago de datos de fabricación para almacenarlos y obtener el uso más eficiente de la información que recopila.

La organización puede determinar la función de su lago de datos, pero debe permitir que éstos trabajen juntos. Los datos de las máquinas están más disponibles en un lago que en un silo y, lo que es más importante, eliminará los silos de datos que causan latencias debilitantes, como la latencia de la información sobre eventos, la latencia en la agregación de datos, la latencia en la toma de decisiones y la latencia de la acción. En general, un lago de datos ofrece una mejor oportunidad para comprender realmente cómo funcionan, o no, sus datos. Las mejores aplicaciones para sacar el máximo provecho de estos datos evolucionarán con el tiempo, y esto proporcionará la dirección de su proceso de transformación digital. Eficiencia: Hacer las cosas bien. La ventaja inmediata de crear una huella digital es la capacidad de analizar los datos de las máquinas para obtener información procesable. Esto mejora la eficiencia operativa en la productividad, la calidad, el mantenimiento y la utilización de la energía. Dado que los datos ya no están en silos, lo que mejora sus latencias, y dado que se tiene una mejor comprensión de los datos, se debería ver un impacto en las operaciones comerciales en toda la planta.

El verdadero valor de IIoT se materializa cuando los datos de las máquinas se correlacionan para varios KPI, como la productividad, la calidad, el mantenimiento y la trazabilidad. Cuando se dispone de una amplia variedad de muestras de implementado con el IoT, comienza a surgir un patrón interesante, revelando tanto problemas no vistos como oportunidades no aprovechadas. Eficacia: Hacer las cosas correctas Comprender los datos y aprovechar ese conocimiento para mejorar los KPI mejorará la eficiencia, pero vayamos un paso más allá….

La transformación digital bien hecha hará que todo el proceso de fabricación sea más eficaz. Las posibilidades de análisis más profundas de los datos de las máquinas impulsarán la siguiente fase de la fábrica inteligente. La capacidad de predecir cuándo una máquina necesita mantenimiento y la capacidad de correlacionar las condiciones de producción con los resultados de calidad son factores clave para mejorar la eficacia. A medida que las fábricas inteligentes evolucionen, también lo harán las funciones y oportunidades laborales.

Los ingenieros industriales tendrán que ser más expertos en IT que sepan utilizar los datos para potenciar la toma de decisiones. Gracias a la analítica de datos y a una mayor visión holística generada por los datos de las máquinas, el ingeniero industrial puede priorizar mejor sus acciones de forma más eficaz y desplazar las cargas de trabajo hacia donde más se necesitan.

Transformación: Dando forma a la nueva frontera. En la industria, la transformación digital se basa en gran medida en la adopción de la IIoT. Realizada de forma inteligente, esta adopción permite a las fábricas la oportunidad de reimaginar sus modelos de negocio y cómo pueden crecer de forma más productiva. La capacidad de la IIoT para medir, comparar y predecir los resultados utilizando los datos de las máquinas es, y seguirá siendo, transformadora. Estos datos pueden utilizarse para impulsar las mejores prácticas en toda la fábrica, en múltiples plantas y en todos los sectores que dependen unos de otros.

Por ejemplo, un ingeniero químico puede ahora profundizar en un proceso funcional y ver ese medio duplicado en todas las plantas de la empresa. La capacidad de crear gemelos digitales hace avanzar el proceso global de fabricación y este intercambio de conocimientos repercute positivamente en toda la cadena de suministro. El verdadero regalo de la IIoT es una empresa digital que puede innovar mejor para atender las necesidades de los clientes. Sin embargo, para sacar el máximo provecho de la IIoT y de la gran cantidad de datos que genera se requiere una transformación digital deliberada, que cree un enfoque que dé prioridad a la empresa en la adopción de la fabricación inteligente. ¿Empezamos?

Publicación de José Luis Casal en El Economista

Suscríbete a nuestra newsletter para enterarte de las novedades más Geek

Newsletter Banner
RGPD

Contenido Relacionado