Blog >

IoT Industrial

El IoT industrial: productividad, sostenibilidad e innovación


El número de dispositivos integrados en el IoT (internet of things: internet de las cosas) alcanzó los 46.000 millones a nivel mundial en el año 2021, según un estudio de Juniper Research. Esta cifra supone un aumento del 200% desde 2016. La estimación de su aporte en la economía para el año 2030 oscila entre los 5.500 millones y los 12.600 millones de dólares. El IoT industrial, denominado IIoT, consiste en el desarrollo del IoT específico para entornos industriales.

Los dispositivos integrados en el IoT generan una cantidad ingente de datos que es almacenada en la nube, de modo remoto, permitiendo su posterior procesamiento y análisis. Para Félix Mondelo, manager del Área Digital Software Reliability & Integration, “el IoT será el mayor impulsor de la productividad y la innovación en la próxima década”.

Cada empresa tendrá la oportunidad de decidir qué uso hará de esta tecnología:

  • Transformación de modelo de negocio
  • Reducción de costes
  • Optimización de procesos operativos y mecánicos
  • Planificación de la expansión a nuevas vías de negocio…

Diferencia entre IoT e IIoT (IoT industrial)

El IoT permite interconectar elementos y dispositivos cotidianos en internet de modo que reciban y transfieran datos con una intervención humana mínima. Por ejemplo, un hogar inteligente con un termostato conectado que utiliza IoT, permitiendo que la temperatura de su hogar se ajuste sin necesidad de intervenir el usuario en el proceso.

¿Y el IIoT? En palabras de Félix Mondelo, “el IIoT es una tecnología habilitadora de la industria 4.0”. Es el también llamado IoT industrial, la aplicación de esta tecnología en el desarrollo específicamente industrial, a través de una instrumentalización y control de sensores y dispositivos con tecnología cloud. Resultados directos de su aplicación son la optimización del rendimiento de la maquinaria, la reducción de errores humanos y el uso de vehículos autónomos.

El IoT industrial está llamado a revolucionar el sector de la industria (manufacturera, energética, química y alimentaria), un sector que representa el 62% del PIB en los países del G20. Cada día surgen y se perfeccionan soluciones en la nube para extraer el máximo partido de la información que generan o podrían generar las empresas con las herramientas adecuadas.

IoT y sostenibilidad

Junto a sus beneficios comerciales, el IoT ha demostrado ser una tecnología habilitadora en proyectos sostenibles y medioambientales. Gracias a los sensores, algoritmos y redes de comunicación es posible crear y distribuir energía de manera mucho más sostenible que hasta ahora. Ejemplo de ello sería anticipar la demanda eléctrica de una ciudad o una industria con meses de antelación, ajustando su consumo en consecuencia.

Según el informe del Foro Económico Mundial, la llamada energía inteligente, que utiliza las redes de información y los sensores de IoT para su almacenamiento y distribución, permitirá una mayor eficiencia, reduciendo el precio del kW e incrementando el uso de energías renovables. Estas medidas podrán llevarnos a un ahorro del consumo energético superior a los 1.300 millones de MWh para 2030

La tecnología IoT, alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), tiene mucho recorrido. Según el Foro Económico Mundial, el 75% de los proyectos con IoT son pequeños y medianos, y se centran en la industria, la eficiencia energética de las ciudades, la salud y el consumo responsable. 

El IoT en España

“La implantación del IoT en España, en general, es bastante limitada: no supera el 20% en ninguna comunidad autónoma”, explica Félix Mondelo. Según los datos de Sigfox y su primera edición del ‘Mapa del IoT en España’, Madrid, Cataluña y Baleares se sitúan a la cabeza en el uso de esta tecnología, aún sin llegar a superar el porcentaje mencionado. 

Es la Comunidad de Madrid la que cuenta con el mejor porcentaje, con un 19,26% de dispositivos conectados. Le siguen Cataluña, con un 15,08%, Baleares, con un 12,01%, la Comunidad Valenciana (10,69%) y Andalucía (9,51%). Y, a la cola, se encuentran Extremadura, Cantabria y La Rioja, con menos del 1% del total. En lo que respecta al IoT industrial, según apunta Félix Mondelo, “en el caso de España, nos queda mucho por hacer en lo que respecta a los sectores de retail, salud y banca”.

Y como siempre, si quieres ponerte en contacto con nosotros, puedes hacerlo aquí o enviando un email a info@kabel.es También podéis seguirnos en Twitter y LinkedIn

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra newsletter para enterarte de las novedades más Geek

Newsletter Banner
RGPD

Contenido Relacionado