Kabel en la Maratón de Soluciones de Negocio Microsoft
3 noviembre, 2020
La importancia de las actualizaciones para un Modern Workplace eficiente
10 noviembre, 2020

Cada año por estas fechas saco mi bola de cristal y me aventuro con lo que creo que definirá el 2021 respecto a la Transformación Digital.

¡Todo un reto! Sobre todo teniendo en cuenta que en los últimos seis meses se ha producido más ‘Transformación Digital’ que en la última década, debido al ya íntimo Covid19. Cada esfuerzo de transformación que está en marcha se encuentra acelerado y para muestra lo predicho el año pasado. Mientras que algunas cosas se han beneficiado de este nuevo entorno, otras se han visto desplazadas por necesidades más urgentes (Ej: Una conectividad segura y fiable 24/7)

Pero, ¿Qué pasará en 2021? ¿Seguirán dominando los titulares las tecnologías básicas como la IA y el análisis de datos? o ¿Veremos cómo tecnologías más nuevas, anteriormente emergentes, toman la delantera?

Lo que vaya ocurriendo lo dirá pero aquí va mi ‘apuesta’ para 2021.

Llegada del 5G

Llevamos mucho tiempo hablando de las bondades del 5G y de todo lo bueno que nos traerá pero no ha sido hasta que el teletrabajo se ha convertido en parte fundamental de nuestras vidas que la necesidad de una conectividad confiable y más ancho de banda se ha vuelto una prioridad. Nuestra dependencia de los teléfonos, tabletas y otros dispositivos, incluyendo un número cada vez mayor de sensores de IoT, pone de relieve una necesidad que las compañías de telecomunicaciones ya sabían que necesitaríamos. Hoy en día, las empresas no pueden permitirse el lujo de estar desconectadas, y los despliegues de 5G se han convertido en una parte vital de la solución. A medida que se afiance el trabajo y el estudio en remoto el valor de 5G no dejará de aumentar.

Aunque inicialmente la pandemia interrumpió el trabajo en los nuevos despliegues de la red 5G a principios de este año, esto ya se ha renaudado, y grandes mercados como China están en camino de cumplir sus objetivos de despliegue para el año 2020. Mientras tanto, todos los principales fabricantes de teléfonos móviles del mundo ya están lanzando, o pronto lo harán, teléfonos 5G en prácticamente todos los niveles de precios, y Qualcomm (posiblemente el líder en tecnología 5G) ayudará a que los teléfonos 5G sean asequibles para el mayor número posible de usuarios de teléfonos inteligentes el próximo año.

Explosión de las Customer Data Platforms (CDP)

Ya hemos visto una explosión de las Customer Data Platforms (CDP) en los últimos meses. Los datos fragmentados de múltiples fuentes pueden ser notoriamente difíciles de organizar, lo que obviamente no es ideal para las empresas que dependen de datos oportunos y bien curados para operar de manera óptima.

IBM estima que los llamados ‘datos malos’ ya cuestan a las empresas estadounidenses unos 3 billones de dólares anuales, por lo que abordar este desafío se ha convertido en una prioridad para las organizaciones de todos los tamaños. Los CDPs ayudan a resolver este problema recolectando datos de todas las fuentes disponibles, organizándolos, etiquetándolos y haciéndolos utilizables para cualquiera que necesite acceder a ellos. Empresas como Adobe, SAP, Oracle, Treasure Data y Microsoft ya están invirtiendo fuertemente en proveer al mercado con nuevos y poderosos CDPs. Otros actores no tan conocidos como Segment y ActionIQ no se quedan atrás con nuevos servicios de CDP tomando enfoques únicos para resolver el reto de obtener la codiciada vista 360 del cliente.

Los datos están creciendo exponencialmente y sin límite. Las plataformas analíticas, los almacenes de datos y las herramientas de visualización, desde Cloudera a Snowflake y SAS no perderán relevancia, pero el auge de los CDPs aumentará en 2021.

Hacia una nube híbrida

Sabemos desde hace tiempo que las empresas se están moviendo cada vez más hacia una infraestructura de nube híbrida. Desde aplicaciones SaaS y soluciones on-prem hasta una mezcla de nubes públicas y privadas, las estrategias de nubes híbridas ayudan a las organizaciones a encontrar el equilibrio adecuado para sus necesidades únicas de infraestructura de nubes.

Una conectividad más sencilla

Durante el último año, hemos visto grandes inversiones en híbridos de grandes proveedores públicos de cloud computing como AWS, Azure, Google, IBM y Oracle. También estamos viendo cómo los fabricantes de equipos originales como HPE, Dell (VMware) y Cisco aumentan la inversión en la creación de herramientas de conectividad entre los centros de datos locales y la nube. Estas inversiones consisten en encontrar al cliente donde se encuentra en este momento.

Abordar los desafíos del crecimiento exponencial de los datos, y al mismo tiempo ser proactivos en cuestiones como la privacidad, la seguridad y el cumplimiento de las normas. El enfoque modernizado de la nube híbrida se está ampliando desde la TI tradicional hasta el apoyo a las aplicaciones industriales también. Por ejemplo, Honeywell, ha construido su plataforma de IO de Forge utilizando un enfoque de nube de código abierto e híbrido para que los datos industriales que gestiona puedan integrarse más fácilmente con los centros de datos, las aplicaciones y las cargas de trabajo de la nube tradicional.

La nube híbrida habría estado en mi lista para 2021 incluso sin la pandemia, pero por lo menos las perturbaciones generalizadas y repentinas causadas por el coronavirus han puesto de relieve el valor de tener una infraestructura de nube tan ágil y adaptable como se pueda, especialmente cuando estamos viendo a empresas de todo el mundo acelerar las inversiones en la nube para permitir un cambio más rápido en momentos de incertidumbre y perturbación como el que enfrentamos en 2020.

La ciberseguridad tiembla

Nadie puede dudar que con la pandemia, la ciberseguridad se ha vuelto muy relevante. Los hackers han explotado el coronavirus para ampliar sus campañas de ataques contra empresas de todo el mundo. Sólo de enero a abril de 2020 se observó un aumento del 238% en los ataques a bancos y del 600% en los ataques a servidores en la nube. Con menos empleados trabajando en el lugar en la misma red segura, es obligatorio que las empresas apuntalen sus redes y mejoren sus estrategias de ciberseguridad, y las amplíen a las redes domésticas y a los dispositivos móviles de trabajo desde las casas de los equipos.

La Inteligencia Artificial y el Machine Learning serán importantes para lograrlo, ya que veremos el continuo aumento de los intentos de actividades dañinas que requieren herramientas y algoritmos más sofisticados para cazarles. Sin duda, una gran oportunidad para empresas como Fortinet y Cisco en áreas como los cortafuegos y la detección de intrusos, así como para compañías como Splunk e IBM para la identificación de seguridad y la gestión de eventos (SIEM). Microsoft, es otra empresa que ha volcado recursos en la seguridad en áreas como el directorio activo, el software y la nube. Hay muchas empresas que juegan en este espacio, pero espero que los fabricantes de software, nubes y hardware amplíen sus esfuerzos para que sus productos y servicios sean más seguros para hacer frente a cierto crecimiento de las amenazas que hemos visto a lo largo de 2020 y que no dejarán de aumentar.

La privacidad y la ‘computación confidencial’ ganan impulso

Otro enfoque para apuntalar la ciberseguridad, en particular cuando se trata de la privacidad de las comunicaciones y los datos, es la informática confidencial. La idea de la computación confidencial es encriptar todo el proceso de computación, no sólo los datos, creando capas adicionales de seguridad alrededor de la información sensible. Google, Microsoft, IBM, Alibaba y VMware están ayudando a desarrollar nuevos protocolos y mejores prácticas a través de Confidential Computing Consortium. La tecnología está todavía en un estado de relativa infancia, pero deberíamos empezar a ver la computación confidencial deslizarse en la corriente principal en 2021.

El teletrabajo supera gana al Covid

Los equipos de trabajo han estado pidiendo a gritos una mayor flexibilidad en el trabajo durante mucho tiempo. Este año eso de trabajar desde casa de repente se convirtió en única opción viable para muchas empresas, especialmente en áreas con confinamientos severos. Incluso cuando las economías se vayan recuperando y se permita la vuelta total a las oficinas, serán muchas las empresas que seguirán encargándose de proteger a los empleados de posibles rebrotes. Muchas grandes compañías de tecnología como Google y Facebook ya han extendido sus políticas de teletrabajo durante gran parte de 2021. Incluso las empresas más pequeñas están manteniendo esta nueva flexibilidad como una opción operativa.

Parte de lo que ha hecho esto posible ha sido el rápido despliegue y desarrollo de las tecnologías de trabajo inteligente desde casa , que han visto un crecimiento explosivo en su uso y desarrollo para hacerlas más fáciles y seguras y de las que, en su momento ya os hablé. Debido a la distancia física, las empresas se han visto forzadas a equipar a sus quipos con mejores herramientas y tecnología para ser más productivos. Esto derivará en un aumento de la implementación del teletrabajo durante los próximos años.

Vuelta al entorno rural

Otra consecuencia no deseada de esto será la migración de la población. A medida que más personas trabajen desde sus hogares y estén capacitadas para hacerlo de manera continua, es probable que veamos la migración desde las grandes ciudades hacia localidades más amigables. Esta migración impulsará una mayor inversión en conectividad en las zonas suburbanas y rurales, lo que permitirá una productividad aún mayor en estas comunidades menos densamente pobladas.

La pandemia de coronavirus tomó desprevenidas a la mayoría de las empresas, pero también demostró que se puede seguir trabajando eficazmente con empleados remotos, y que a veces se puede mejorar la productividad y reducir los costes. Por eso sospecho que en 2021 no se verá a las empresas apresurándose a volver a los modelos de trabajo presenciales.

La democratización de la Inteligencia Artificial

La pandemia ha provocado la aceleración en la democratización de la IA y el Big Data. Prácticamente de la noche a la mañana, las empresas, los gobiernos y otros organismos se vieron en la necesidad de trabajar juntos para crear una solución más rápida para detener la propagación del virus. Los datos, la IA y el Machine Learning fueron las herramientas a las que recurrieron de forma natural. El trabajo que se inició en 2020 continuará en 2021, y probablemente se ampliará a una amplitud de oportunidades apremiantes aprovechando que ahora están excepcionalmente equipados para abordar, como la solución de problemas globales y de mercado más rápido, mejor y a escala.

El futuro es ahora el presente

Mientras que muchos sienten que la IA es algo así como una ‘cosa del futuro’. Es en gran medida una parte de nuestra vida cotidiana. Impactando lo que vemos en los medios sociales a las películas recomendadas en Netflix o los productos que se sugieren cuando estamos comprando en Amazon. A medida que el poder de computación continúa siendo más asequible más y más empresas podrán beneficiarse de la IA. Dado que los principales fabricantes de chips como NVIDIA, Arm (que probablemente pronto formará parte de NVIDIA), Intel, Qualcomm y AMD siguen innovando en semiconductores que potencian la IA y luego implementan sus CPU, GPU, FPGAs y ASIC (formas de chips) en la nube, las empresas pueden acceder a este hardware y software directamente o a través de aplicaciones de terceros que simplifican y democratizan aún más la IA.

La proliferación de la IA impactará en nuestras vidas desde cómo compramos, a qué comemos, cómo contratamos y qué hacemos para entretenernos. Estará impulsada por masas de datos que utilizan potentes capacidades informáticas. Gobiernos e industria tecnológica deberán aunar fuerzas para garantizar un uso de la IA con propósitos positivos.

Sin duda su uso continúa creciendo rápidamente y crecerá más rápido ahora que los recursos son menos costosos y más accesibles.

La Computación Cuántica se mueve a buen ritmo

Puede que la informática cuántica no esté aún en tu radar, pero hemos visto un crecimiento sin precedentes en este campo, gracias a IBM y Honeywell, entre otros. Asociaciones como Splunk y Quantum Computing Inc, Honeywell y Microsoft, y AWS e IonQ también están impulsando un crecimiento continuo en este campo.

En la pandemia, ha estado a la vanguardia para manejar la propagación de la enfermedad, así como el desarrollo de terapéutica y posibles vacunas. Es probable que veamos más casos de uso en otros sectores a medida que la gente se dé cuenta del potencial de esta tecnología.

Independientemente de la computación tradicional, la computación cuántica todavía tiene algunos caminos por recorrer antes de ser ampliamente adoptada. Las asociaciones anteriormente mencionadas están acercando la computación cuántica a la computación tradicional para que las aplicaciones se puedan ejecutar en entornos informáticos familiares. He visto esto demostrado por Zapata Computing usando la máquina Quantum de Honeywell. Es poderoso y excitante ver que esta tendencia gana impulso.

El Coronavirus ha cambiado tanto la trayectoria como la velocidad de la Transformación Digital, y probablemente continuará haciéndolo en 2021. Las tendencias y las nuevas prioridades a las que se enfrentan las organizaciones definirán el enfoque, las decisiones y las inversiones en tecnología que impulsen sus estrategias de transformación. Estaremos atentos.

 

Si queréis poneros en contacto con nosotros, podéis hacerlo en info@kabel.es
También podéis seguirnos en Twitter, LinkedIn, Facebook

 

Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internación 

Compártelo: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER