¿Cómo iniciarse en la fotogrametría?
2 enero, 2021
Conoce SOLID y diseña software de calidad
8 enero, 2021
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Desde hace varios años vengo trabajando para clientes que están en plena transformación digital. Acompañándolos y asesorándolos en el proceso de optimizar las herramientas de todas sus áreas de negocio, fomentando la comunicación y potenciando el trabajo colaborativo.

Cuando echo la vista atrás, me doy cuenta que son muchas las organizaciones que aunque incrementan sus beneficios gracias a la optimización de los procesos, están lejos de realizar un verdadero cambio que haga explotar todo su potencial. ¿A qué se debe?

Transformacion digital

Principales errores y aciertos en la adopción de la transformación digital

El error que más se repite, es afrontar la transformación digital y la innovación como si solo fuese necesario comenzar a usar nuevas herramientas. Las empresas se meten de lleno en ciertos procesos desde arriba sin tener en cuenta que es fundamental un proceso de adopción por parte de todas las personas que forman parte de la organización.

El mayor acierto, es apostar por convertirse en organizaciones más modernas. Esto lo consiguen modificando la forma de acceder al mercado, mejorando la experiencia del cliente y lo más importante… optan por una organización más horizontal.

Organizaciones modernas para una correcta transformación digital

En este tipo de organizaciones, las personas tienen sus objetivos claros, se implican, tienen responsabilidades y se les hace ver lo importante que es cada una de las tareas que realizan. De esta forma se consigue que los mismos trabajadores sean los principales impulsores del proceso de transformación digital. Un equipo de personas involucrado y con los objetivos claros acortarán significativamente el proceso de adopción de las nuevas tecnologías.

Proceso de adopción de la transformación digital

Sin embargo, cuando hablo con trabajadores de organizaciones que están trabajando en su transformación digital, son muchos los casos en los que estos me transmiten miedo, ansiedad e incertidumbre. Son emociones propias del que no entiende lo que está pasando a su alrededor y un claro síntoma de que algo no se está haciendo bien. Este sentimiento en el empleado provoca que la productividad e implicación de estas personas baje significativamente. Finalmente, dedican más tiempo a intentar entender todo lo que está sucediendo que a alcanzar sus objetivos.

Todo esto se debe a una transformación digital mal entendida que puede lograr efectos muy negativos en los trabajadores y, por ende, en la organización.  Es fundamental que los empleados se ilusionen, se impliquen y sean protagonistas del cambio. Consiguiendo esto, estarán construidos los cimientos sobre los que levantar el cambio a una organización más moderna y efectiva.

La importancia de las personas en la transformación

Las organizaciones necesitan contar con líderes que sepan involucrar e ilusionar a los empleados y conseguir que se sientan identificados con la marca, proporcionándoles un entorno laboral propicio y las facilidades necesarias para que solo se preocupen de cumplir sus objetivos. Además, empezamos a observar que estos valores de cuidado y protección del empleado son utilizados por las compañías para mejorar su imagen. Cada vez es más habitual el ver como se explotan a través de la publicidad buscando la empatía de los consumidores, utilizándolo como elemento diferenciador con respecto a la competencia.

Este tipo de organizaciones se han dado cuenta de que el éxito de una transformación digital está estrechamente ligado con las personas que participan en ella. Ya no es un proceso de renovación tecnológica que abarca un periodo de tiempo y se mantiene durante años, como pasaba hace una década. Ahora es un proceso en constante movimiento y que las organizaciones y sus trabajadores tendrán que adaptarse de manera continua si no quieren quedarse descolgadas.

Éxito transformación digital

Teniendo en cuenta que estamos en un entorno con cada vez más actores y, por lo tanto, más competencia, será fundamental invertir en el bienestar laboral de las personas con un doble fin:

  • Retener el talento.
  • Obtener mejores resultados y mayor competitividad a través de la motivación, implicación y responsabilidad de sus empleados.

Conclusión

Todo gira alrededor de las personas; personas que emprenden, personas que producen, personas que consumen, y ¿Qué tenemos en común todas las personas? Todas las personas buscamos el placer y la felicidad en todo lo que hacemos.

Aunque cueste creerlo, en plena transformación digital veremos como las organizaciones que tendrán más éxito durante la próxima década serán las que sepan invertir en algo intangible como es “la felicidad” de las personas y transformarla en algo tangible como es el aumento significativo de la competitividad y los beneficios económicos.

 

Saludos y nos vemos en el siguiente post.

Si queréis comentarnos lo que sea podéis hacerlo en info@kabel.es
También podéis seguirnos en Twitter, LinkedIn, Facebook

 

Kabel

 

Licencia de Creative CommonsEste obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Compártelo: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NEWSLETTER